Financiados por Sence y Otic Sofofa

Cooperativa mapuche Rewe difundirá su modelo de producción de berries en tres comunas de La Araucanía

Un manual teórico y didáctico construido desde los integrantes de la Cooperativa capacitará a personas de las comunas de Victoria, Los Sauces y Loncoche. Como resultado de una alianza estratégica que permitirá que sus propios miembros transmitan el modelo que operan desde hace 11 años, en coherencia con los saberes ancestrales mapuche en el contexto del mercado actual.

El lunes 27 de marzo la sede de la Cooperativa mapuche Rewe en Cholchol celebró un hito con más de 200 asistentes: la firma de un convenio entre Sence, OTIC Sofofa y la Cooperativa Rewe de productores frutícolas mapuche Rewe, que dio luz al “Piloto intercultural de capacitación para el desarrollo económico agrícola de comunidades mapuche en tres comunas de La Araucanía”.

El Piloto consiste en un plan formativo del modelo productivo de la Cooperativa Rewe con énfasis en la pertinencia cultural. El resultado: la realización de una guía metodológica con material didáctico (videos y fichas) que sistematiza el modelo productivo que nace en el 2006, expandiendo el conocimiento hacia nuevos integrantes de la Cooperativa, tanto mapuche como no mapuche.

El antropólogo Bernardo Arroyo lideró el diseño del proyecto, que en la práctica se configura como “un modelo en construcción que la cooperativa ha estimado formalizar para transformar en un medio que permita potenciar y facilitar sus capacidades”, señaló ante la presencia de Pedro Goic, director nacional del Sense; Cristóbal Philippi, gerente general de la OTIC Sofofa y Cristian Salas, Seremi de Economía, entre otras autoridades regionales.

El presidente de la Cooperativa, Jorge Reinao, es quien emprendió el modelo en el año 2006 junto a cuatro familias asociadas, las que hoy suman 143: “Hoy estamos con 90 hectáreas de frambuesa. Cuando lleguemos a 200 hectáreas será un negocio 100% mapuche. Con el convenio que firmamos hoy en dos años lograremos esa meta”, señaló el también presidente de la Cámara de Comercio Mapuche.

Además, destacó la importancia de encontrar soluciones para los mapuche desde iniciativas propias: “¿Quién más conoce los problemas nuestros que nosotros mismos?”. Y recordó que la agroindustria de Cooperativa Rewe está dentro de los doce proyectos priorizados para el convenio CORFO-BID indígena, que permitirá que cada socio de la empresa sea dueño de su industria y en la que “cada socio ganará en relación a lo que genera su negocio”. Antes de concluir su discurso, destacó la importancia de respetar la naturaleza en la producción de alta calidad, con cultivos orgánicos y libres de contaminación.

Por su parte, Cristobal Philippi, gerente general de OTIC Sofofa, agradeció a la Cooperativa por invitarlos a participar de algo más que un proyecto, un sueño: “La manera de contribuir al desarrollo de verdad es potenciando los talentos de las personas. Por eso, estoy seguro que este sueño será de un desarrollo muy fructífero”, expresó la autoridad nacional.

Culminando habló Pedro Goic, director nacional del Sence: “Lo que a nosotros nos interesa es entregarle la caña de pescar a las personas y no el pescado. Pero en este caso se nos descuadró todo el sistema porque Jorge no venía ni por el pescado ni por la caña de pescar. Venía a mostrarnos una nueva forma de pescar y a pedirnos que le ayudáramos a difundirla”, señaló la autoridad nacional, admirando el proyecto y su profundo sentido de cooperativismo.

Para fortalecer el modelo en su contexto intercultural y resguardar los saberes mapuche, el Piloto se diseñó con la ayuda de reconocidos lonkos del sector. Al respecto, Luis Huincache señala: “La Cooperativa Rewe se inicia con una identidad cultural que busca recuperar parte del cómo se trabajaba la tierra y se comercializaba dentro del pueblo mapuche”. Por ello el desafío es “mantener y proyectar la cultura mapuche hacia el futuro”. Por su parte, el lonko Víctor Tralma, aportó su sabiduría para que el mapudungun se respete, hable y diversifique dentro del programa.

El arte también estuvo presente junto a Joel Maripil, ülkantufe de la ribera del lago Budi quien compartió historias, cantos e instrumentos musicales. Haciendo reflexionar a los y las asistentes sobre la riqueza del idioma mapudungun y la importancia de cultivar el conocimiento mapuche.